Plumas estilográficas baratas

Plumas estilográficas baratas

Escribía hace poco sobre el ladrón al que pillaron en Valencia con un botín de once plumas estilográficas de gran valor. No es de extrañar ese afán por lo ajeno en cuanto a plumas se refiere: algunas de ellas son verdaderamente caras. Es el caso –en mayor o menor medida– de las plumas estilográficas incautadas en su domicilio: Montblanc, Dupont, Cartier, Parker Cross, Watterman…

Pero no todas las plumas estilográficas son caras. De hecho, algunas son baratas, muy baratas incluso.

Cuento escondido de Paul Auster en Brooklyn Follie

La historia tiene muchos pasajes y vericuetos y entre ellos aparece un relato o cuento oculto, donde Auster perfila con éxito el carácter, la fisonomía y la vida interior de estos personajes que son Tom y Harry. Tom, aún detrás del volante en su taxi amarillo, es capaz de encontrar el sentido filosófico (la sinrazón) al hecho de conducir por las sucias calles de Nueva York, transportando desde prostitutas a encumbrados intelectuales. Por su parte, Harry, más allá de su condición sexual y su amaneramiento, se muestra como un individuo de saber amplio y profundo, con una mirada del mundo que no se limita a un sí o a un no. Exige a su interlocutor más que simples respuestas.

La Primera Educación Sentimental, de Gustave Flaubert

Gustave Flaubert escribió Primera educación sentimental entre los años 1843 y 1845, de acuerdo a dos menciones hechas por él mismo entre febrero y octubre de 1843, y entre mayo del 44 y enero del 45. Una vez concluida no le gustó lo que había escrito y la guardó tirada por algún cajón. Constaba de … Leer más

Escribir en el siglo XXI

No entiendo el hambre de escribir ficción que está proliferando en este país en los últimos años. La escritura creativa es una válvula de escape que promete mucho pero que acaba concediendo poco. Queda demostrado –al menos en el caso de este pobre mortal– que el sacrificio de concebir, escribir y pulir historias primero, y de editarlas en formato digital después, no ha servido sino para engrosar las cuentas de esos grandes banqueros a quienes costeamos sus millonarias tarjetas oscuras.

ESCRIBIR Y CORREGIR participa en el programa de afiliados de Amazon, y como tal se lleva una pequeña comisión por cada compra que el cliente haga en Amazon después de entrar por alguno de nuestros enlaces.