plumines de plumas estilográficas

Plumines de estilográficas. ¿Cuántos tipos hay?

En una pluma estilográfica que aspira a la excelencia, todos los materiales han de ser excelentes: el cuerpo, el clip, el capuchón, el sistema de carga, los resaltes, el estuche… Pero si hay un elemento que marca la diferencia es el plumín, hasta el punto de que una estilográfica no podrá ser buena si el plumín no lo es.

colección de plumas fuentes

Mi colección de plumas estilográficas

Mi colección de plumas estilográficas. De izquierda a derecha: Montblanc, Montegrappa, Faber-Castell, Sheaffer, Cross, Parker, Pilot, Kaweco, Inoxcrom, Lamy, Waterman,, Gullor.

Pluma estilográfica Parker 51

Plumas estilográficas emblemáticas: Parker 51

Una de sus plumas emblemáticas es la Parker 51, a la venta desde 1941, con un éxito notable desde el principio. Es una pluma mítica, alrededor de la cual se cuentan bastantes anécdotas, algunas de ellas posiblemente apócrifas. ¿Será cierto que algunas personas que no podían costearse la Parker 51 llevaban en el bolsillo de la camisa el capuchón (y solo el capuchón) para alardear? Quién sabe.

plumas desechables baratas Zebra

Plumas desechables baratas Zebra

Un ejemplo de plumas desechables baratas podría ser el pack de 7 plumas estilográficas de la marca Zebra. Hablamos de plumas de papelería, plumas de batalla –si se quiere decir así– que igual rinden en el colegio, la oficina o en casa. No son para deslumbrar en una firma de libros o en una conferencia, pero por lo poco que cuestan dan un buen servicio. 

Pluma estilográfica Gothica Pen

Plumas estilográficas de lujo: Montblanc, Caran d’Ache, Aurora…

¿Le gustan a usted las plumas estilográficas? ¿Tiene 4.800 euros y no sabe qué hacer con ellos? Cómprese una pluma estilográfica. No es broma. Es lo que cuesta cada una de las 304 piezas de la colección de plumas estilográficas y bolígrafos diseñados por David Oscarson que rinden homenaje a la dinastía rusa de los Romanov.

plumas estilográficas infantiles, plumas para niños

Plumas estilográficas para niños

Este tipo de plumas suelen ser visualmente divertidas y joviales, con vivos colores, en ocasiones con motivos culturales apreciados por los chavales (la Sheaffer de Star Wars se está vendiendo muy bien), en ocasiones con cartuchos grandes (para que duren más y los niños no se desanimen), y por supuesto baratas, pues se trata de introducir al niño en el mundo de la escritura sin hacer apuestas económicas costosas. (Ya habrá tiempo de adquirir una pluma de gama media o alta si la afición perdura).