Montblanc solo fabrica plumas estilográficas de lujo

Escribir con pluma estilográfica es siempre un placer, y ni siquiera hay que hacer una gran inversión para ello. Muy al contrario, incluso las grandes marcas de estilográficas, marcas que tienen en el mercado útiles de escritura que pueden llegar a sobrepasar los mil euros, tienen a disposición de sus clientes modelos que cuestan unos pocos euros.

No es nuestra pretensión extendernos en este tema, pero baste poner de ejemplo la diferencia (en euros) entre la estilográfica Parker Duofold Travel Limited Edition (de lujo) y estas tres plumas baratas, también de Parker, que cuestan francamente poco dinero.

Esto no ocurre con la casa Montblanc. No puedes comprarte una pluma estilográfica Montblanc por unos cuantos euros. Para bien o para mal, Montblanc solo produce artículos de lujo, sean plumas, bolígrafos, portaminas (un bonito ejemplo es el dedicado a Mozart), relojes o cuadernos (que tienen disponible con rayas y sin ellas, en doce colores).

Decimos “para bien o para mal”, porque el hecho de que Montblanc esté inclinada hacia el artículo de lujo deja fuera a potenciales clientes que no pueden permitirse el lujo de pagar el precio de sus productos.

Hablemos de Montblanc (para amantes de la escritura a mano)

En estas líneas vamos a hablar, de manera concisa, sobre la casa Montblanc, que, aunque detractores no le faltan, es para algunos la mejor marca de plumas estilográficas, y no solo por calidad de diseño y de escritura, sino por su potencial económico y de difusión. Puedes estar seguro de que si Montblanc saca al mercado una nueva pluma estilográfica (es muy dada a potenciar la figura de grandes iconos culturales, sean músicos, pintores o escritores), a poco que seas una persona informada que lee la prensa, te vas a enterar.

En fin, si estás interesado en ampliar información sobre esta prestigiosa empresa, puedes visitar la página que hemos dedicado a Montblanc. Y si has recalado aquí porque estás interesado en comprar una pluma estilográfica, pero no de alto nivel sino de precio asequible, siempre podrás visitar nuestra página de plumas estilográficas, con muchos modelos a precios “de andar por casa”. Y, por último, te invito también a que visites mi colección de plumas estilográficas. (En cuanto a Montblanc se refiere, hasta la fecha solo tengo una pluma: la Boheme. Habrá que seguir ahorrando…).

Y ahora sí, cuatro pinceladas sobre Montblanc. Hablaremos de sus inicios, de su sede en Hamburgo (donde se realizan estrictos controles de calidad), y de su famosa colección clásica Meisterstück, todo un éxito desde sus inicios.

Inicios de Montblanc, una firma de artículos de escritura que apuesta por la calidad y el lujo

Los inicios de Montblanc hay que situarnos en 1906, cuando la pluma estilográfica era un artículo de escritura que entusiasmaba a los amantes de la escritura manuscrita, si bien todavía era un útil embrionario.

En esos primeros tiempos debemos citar los nombres del banquero Aldred Nehemias y el ingeniero Augusto Eberstein, a quienes poco después se sumaría el empuje de hombres como Wilhelm Zziambor, Christian Lausen y Claus Johannes Voss. Entre unos y otros estaban poniendo los pilares de la compañía Montblanc (lleva ese nombre desde 1910, en honor a la famosa montaña, la más alto de Los Alpes), que todavía hoy, más de 110 años después, es considerada una de las casas punteras en artículos de escritura de alto nivel.

Bestseller No. 1
Bolígrafo de Mont Blanc MB 114797, COOLPIX Negro BP
Montblanc - Accesorio
179,01 EUR
Bestseller No. 2
Montblanc 145 - Pluma estilográfica
Montblanc - Productos de oficina
429,95 EUR
Bestseller No. 3
Montblanc MB 106522 - Pluma estilográfica
Montblanc - Productos de oficina
464,90 EUR
Bestseller No. 4

Montblanc, en Hamburgo

Montblanc es una marca que entusiasma a los coleccionistas de plumas estilográficas (o al menos a muchos coleccionistas de plumas estilográficas). Tanto es así, que la sede Montblanc en Hamburgo, Alemania, recibe visitas cada semana de numerosas personas interesadas en conocer cómo fabrica Montblanc sus plumas, bolígrafos y otros productos.

El control de calidad de Montblanc

La empresa Montblanc es la primera interesada en demostrar que sus plumas estilográficas cumplen un minucioso proceso de control de calidad. En este sentido, cabe destacar “la sala de escritura”, que acoge a un grupo de mujeres que se entregan a probar las plumas (suelen escribir con ellas el signo infinito, descubierto en 1655 por el matemático John Wallis, y que, como se sabe, representa un número sin fin: ∞.

Estas mujeres tienen una misión importante en el proceso: descubrir si la pluma tiene algún comportamiento erróneo. Un sonido de raspado no satisfactorio, por ejemplo, es suficiente para hacer saltar la alarma. Montblanc no puede permitir que un plumín de oro de 18 kilates tenga el menor fallo.

En la filial de Montblanc, en pleno centro de Hamburgo, en la que trabajan 1000 personas, se sigue trabajando con criterios artesanales. La empresa tiene planeado aumentar su sede en breve en el que habrá cabida para un museo en el que se expondrá la historia de Montblanc, además de un centro de arte.  

Meisterstück, la colección clásica de Montblac

En este post, que pretende ser breve, no vamos a explayarnos hablando de sus colecciones, pero sí queremos citar una colección a la que Montblanc le debe mucho, pues es una de las series más vendidas del mundo en cuanto a artículos de escritura de gran calidad: Meisterstück.

Nacida en 1924, se ha convertido en un clásico de la casa alemana y de aquellos a quienes les gustan las estilográficas y el lujo. Llevan plumines de oro, en los que puede leerse grabado el número 4810, que es la altura (en metros) de la montaña Mont Blanc.

La pluma, que pronto se hizo famosa, llamó la atención de grandes personalidades, a quienes les gustaba ir acompañados de una Montblanc Meisterstück, por la calidad de la pluma y como ostentación de estatus.

Por qué comprar una pluma Montblanc Meisterstück

Puesto que las plumas Montblanc Meisterstück son caras, ¿por qué podría interesarnos comprar una? Aparte de su calidad de escritura y de tacto, del estatus que otorga al que lo tiene, de que es un artículo para celebrar grandes momentos, los coleccionistas de plumas Montblanc seducidos por la gama Meisterstück hablan de lo bien que se sienten con ella en las manos, hasta el punto de que se relajan y se reducen sus niveles de estrés.

Otros usuarios destacan que escribir con una pluma Montblanc Meisterstück les ayuda a echarse a un lado de estos tiempos vertiginosos marcados por la tecnología y las prisas y recuperar modos de vida de antaño, más pausados, en los que uno podía solazarse con la escritura a mano. Es, por así decirlo, una forma de detener el presente.

Montblanc se caracteriza por producir modelos limitados de alta calidad que suelen alcanzar precios elevados en el mercado. El desarrollo de estas plumas es minucioso y lento (a veces dura años). No podemos hablar simplemente de artículos de escritura, sino de artículos de arte.

No son plumas que se hagan por simple inspiración: hay siempre detrás un estudio exhaustivo y un grupo de grandes profesionales que se encargan, después de mucho trabajo, hacer realidad un sueño.

Algunas de estas plumas de ediciones limitadas son la dedicada a Gaudí, de la que solo se hicieron 128 unidades de oro macizo y que costaban casi 20.000 euros. (Más información: El Periódico). Otros personajes que han inspirado a Montblanc para hacer plumas de lujo son Dalí, Miró, Mozart, Pavarotti….

Y tú, ¿eres aficionado a las plumas Montblanc? Estamos deseando conocer tu opinión. 🙂

RebajasNuevo
Lamy Safari 036 - Pluma estilográfica (punta media), color azul
Lamy - Productos de oficina
19,07 EUR - 1,08 EUR 17,99 EUR

Artículos relacionados

Última actualización el 2019-03-16 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.