Los bolígrafos Parker hacen historia

Hemos hablado bastante de la importancia de la casa Parker en la historia de las estilográficas, pero apenas hemos dicho nada sobre su irrupción en el campo de los bolígrafos.

Recordemos que Parker viene de muy lejos, tanto que tendremos que retroceder a finales del siglo XIX para señalar sus inicios, cuando George Safford Parker, que trabajaba en la empresa John Holland Gold Pen Company, decidió mejorar por su cuenta los alimentadores de las plumas estilográficas, que tantos problemas daban. Creó la compañía en 1888 y un año después registró el alimentador Lucky y el washer-clip.

Pero, claro, en esos tiempos no existía el bolígrafo como tal, un invento posterior a la pluma estilográfica. Sin embargo, a mediados del siglo XX la impronta del bolígrafo ya era superior a la de la pluma. En 1953 Parker lanzó al mercado la Operación Pelea: se prometió fabricar y lanzar al mercado un bolígrafo.

Parker lanza el bolígrafo Jotter

La cosa cristalizó en enero de 1954, cuando dio a conocer el bolígrafo Parker Jotter, que se sigue vendiendo hoy día. Su ventaja respecto a otros competidores era que escribía cinco veces más gracias a que su cartucho de tinta llevaba una cantidad mayor. Además, su punta (de acero) no manchaba.

En aquellos tiempos Parker no se “lanzó a la piscina”. La invención del bolígrafo era reciente y aún no se sabía qué proyección iba a tener (impresionante, podemos decir a toro pasado). Pero como las ventas del Parker Jotter iban muy bien, se atrevió a sacar al mercado modelos más caros. Es legendario el bolígrafo T-Ball Jotter, que ya tenía su versión en pluma estilográfica (de Parker). Y aquí comenzaron a bajar los precios.

Parker compra Evershap

Un paso adelante lo dieron con la compra de la compra de Evershap en 1957. Evershap era un fabricante de artículos de escritura muy bien situado en el mercado estadounidense. Como muestra de su importancia, baste decir que Evershap era propietario de la firma Birome, que se había encargado de comercializar los primeros bolígrafos de la historia, cuyo inventor fue Ladislao Biro.

Parker sigue siendo hoy una de las mercas punteras, a nivel mundial, de bolígrafos y plumas estilográficas, y dispone de un catálogo impresionante que abarca desde artículos de escritura muy económicos a otros de lujo.

Seguiremos hablando de Parker, qué duda cabe…

Artículos relacionados

Última actualización el 2019-03-16 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.