El bolígrafo digital

En pleno siglo XXI una web sobre escritura como es ESCRIBIR Y CORREGIR (después de tanta tinta –es un decir– que hemos derramado acerca de la historia del bolígrafo) no podría olvidarse del bolígrafo digital.

La pulsión que empuja a una persona a usar un bolígrafo digital es la misma de quien utiliza un sencillo bolígrafo BIC de toda la vida: dejar constancia sobre el papel de ideas, anotaciones, sugerencias, listados, obras literarias, comunicarnos por escrito con un ser querido, etc., que de otra forma caerían en el olvido. La única diferencia –que no es poca cosa– entre el bolígrafo digital y el bolígrafo al uso es la tecnología que sostiene al primero.

Al bolígrafo al uso no le apoya la tecnología más avanzada, como ocurre con el bolígrafo digital, que funciona sin necesidad de papel y tinta. (Si le hubiéramos contado a nuestros antepasados hace un siglo que escribiríamos sin papel y sin tinta, pensarían que nos habíamos vuelto locos).

Esto no tiene por qué ser una ventaja para todos. De hecho, hay muchas personas que a la hora de escribir prefieren la escritura manuscrita, en detrimento de las nuevas tecnologías. Como suele decir, sobre gustos no hay nada escrito.

Pero veamos un poco más en detalle qué es exactamente un bolígrafo digital.

El bolígrafo digital o bolígrafo inteligente (Smart Pen)

Los inicios del bolígrafo digital están en 1999, cuando dos empresas, Nokia (filandesa) y Palm Computing (estadounidense) colaboraron en un proyecto que permitiera a sus clientes usar un útil de escritura inalámbrico que integrara los beneficios de las aplicaciones de datos y la gestión de la información.

El bolígrafo digital ha nacido al compás de las nuevas tecnologías. La escritura de un bolígrafo digital está informatizada, con todo lo bueno que esto representa.

Podemos decir que busca el pragmatismo que nos ofrece el teclado del ordenador, con el cual podemos redactar textos y guardarlos en un disco duro o en la nube sin necesidad, como decimos, de usar tinta y papel, ni ocupar espacio físico en nuestro escritorio o en algún otro lugar de la casa. Hoy día podemos redactar un texto o hacer un dibujo y enviarlo directamente por Internet, sin pasar siquiera por la impresora primer y el escáner después. Esto es posible porque el bolígrafo trabaja sobre un patrón de puntos diminutos, iluminados por rayos infrarrojos, que son seguidos y grabados por una cámara. Y ya sabemos que lo que se registra es susceptible de ser conservado. Una vez tenemos el resultado en nuestro poder, guardarlo en un disco duro, enviarlo por email o compartirlo en las redes sociales es sencillo.

Un bolígrafo digital es hardware que funciona con software, lo cual implica que lleva electrónica interna, con memoria, sistema de almacenamiento de datos, botones de entrada, etc.

Y no sirven solo para escribir. Dependiendo de la marca y modelo, pueden realizar otras acciones añadidas, como grabar imagen o sonido, algo que puede venir muy bien en las clases, conferencias, cursos, etc.

Los bolígrafos digitales necesitan un soporte (digital, por supuesto), en el que escribir o dibujar. Estos son algunos de los sets de escritura digital más conocidos:

Sets de escritura digital

 Wacom CDS-610G Bamboo Folio A5 Cuaderno digital para apuntes y dibujo

Rebajas

Moleskine – Set de Escritura Inteligente, Cuaderno Digital y Bolígrafo

Rebajas
Moleskine Smart Writing Set - Kit de Tableta de Papel y Bolígrafo Stylo, Negro
Moleskine - Electrónica
229,00 EUR - 34,35 EUR 194,65 EUR

Tableta de escritura para niños NEWYES 10 

Rebajas

Enlace de interés:

Así se escribirán notas en el siglo XXI (El País)

Artículos relacionados

Última actualización el 2019-03-16 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.