cómo coleccionar plumas estilográficas

Cómo coleccionar plumas estilográficas | Consejos de un gran experto

Así que empiezas por una pluma, y
luego viene otra, y otra. Las has visto en tiendas online, en la papelería del
barrio, en El Corte Inglés, en FNAC, en tiendas especializadas… No podrás
comprarte todas las que quieres, y posiblemente solo podrás hacerte con algunas
que no suban mucho de precio.

Vale, y cuando te das cuenta, ya tienes un nutrido número de plumas estilográficas en un hermoso estuche expositor.

pluamas estilográficas marcas

Marcas de plumas estilográficas (no demasiado conocidas pese a su calidad)

Parker, Lamy, Pelikan, Pilot, Montblanc, Waterman, Faber-Castell… Hasta el más desinteresado habrá oído hablar en alguna ocasión de estas plumas fuentes, y seguramente tendrá alguna de ellas en su escritorio. Son marcas de plumas estilográficas que han trascendido de las fronteras de los pequeños mercados y están disponibles con relativa (ojo, hemos escrito “relativa”) facilidad.

roller metropolitan

Roller Pilot Metropolitan

Ya sabemos que una pluma estilográfica hermosa es un objeto de deseo, y que un bolígrafo es el útil de escritura estándar que lo mismo sirve para un roto que para un descosido, pero ¿qué decir del roller (abreviación de rollerball)? Me encantan los rollers, no tanto por la experiencia al tenerlos en la mano (que puede ser similar a la de otros artículos de escribir), sino por su comportamiento sobre el papel.

pluma estilográfica Platinum Plasir

Pluma Platinum Plasir. La estilográfica barata y de calidad

En el campo de las plumas estilográficas japonesas destacan marcas como Pilot, Sailor y Platinum, de reciente producción (la marca fue creada en 2011). Precisamente de Platinum queríamos hablaros hoy, porque tiene una colección llamada Plaisir que puede ser de gran interés para todos aquellos a quienes os gustan las plumas baratas que dan un buen rendimiento.

Tinta Diamine + pluma estilográfica Sheaffer 100

Pues bien, sin pretenderlo, de manera más o menos casual, he ido destinando una pluma y un tintero concretos para estos menesteres. Me refiero a la pluma estilográfica Sheaffer Ferrari 100 y la tinta Diamine. La pluma porque tiene un trazo vigoroso, ideal para estos trabajos, y la tinta porque ofrece un rojo no demasiado invasivo. No es de estos rojos llamativos que se abren camino a codazos en el texto. :–)