Un cuento sobre la Justicia

Interesantisimo cuento del premio Nobel Anatole France (1921) en el que asistimos a una escenario en el que la ley es interpretada según convenga. ¿Una metáfora de los tiempos actuales?

Cuento sobre la justicia de Anatole France: El señor Thomas

Conocí a un juez austero. Se llamaba Thomas de Maulan y pertenecía a la pequeña nobleza provinciana. Se había dedicado a la magistratura durante el septenio del mariscal Mac-Mahon, con la esperanza de impartir justicia un día en nombre del Rey. Tenía principios que él podía creer inamovibles, al no haberlos removido jamás. Tan pronto como se remueve un principio, se encuentra algo debajo y se comprueba que no era un principio. Thomas de Maulan mantenía cuidadosamente al abrigo de su curiosidad sus principios religiosos y sus principios sociales.

Leer másUn cuento sobre la Justicia

Lectura literaria en el taller de escritura de la cárcel de Badajoz

lectura literaria
Idoia López Riaño, la Tigresa

Hace ocho o nueve años hice una lectura en la cárcel de Badajoz para un grupo de presos que asistían a un taller de literatura. Como leí textos intimistas y desnudos que rescataban los momentos más oscuros de mi vida, los presos me identificaron como uno de los suyos (joder, no sé si esto suena bien o mal, pero fue así) y se volcaron en la lectura. Me llegaron a preguntar incluso si alguna vez había pensado en suicidarme. (Ahora que lo pienso, debería haber compaginado los textos «intensos» con algunas de mis humoradas literarias, para rebajar el tono).

Leer másLectura literaria en el taller de escritura de la cárcel de Badajoz

Chéjov y la novela

Chéjov y la novela
Antón Chéjov

En la interesante introducción de Mi vida: Relato de un hombre provincias (Alianza Editorial, 2013), Ricardo San Vicente, que es a su vez el traductor del libro de Chéjov, reflexiona sobre el estilo del maestro ruso.

Comparto con vosotros un fragmento de dicha introducción, en el que alude al estilo, pero también a la predisposición (sin éxito) de Chéjov a escribir novelas, lo cual le pesaba en el ánimo: lo intentó en numerosas ocasiones. Recordemos que a otro gran cuentista, Jorge Luis Borges, tampoco se le daba la novela, aunque creo que este ni siquiera lo intentó… Pero esa es otra historia.

 

Leer másChéjov y la novela

El discurso pensado

El discurso pensado
Escritor mexicano Juan Rulfo

Estas líneas que ofrezco a continuación son un extracto de Tipología del cuento literario, de Edelweis Serra, una rareza fuera de catálogo que encontré “huroneando” en una librería de viejo. El libro me resulta académico en exceso, pero he rescatado este fragmento, incluido en el capítulo II (“El arte de contar”), porque nos invita a adentrarnos en una técnica que quizá no esté muy trillada: la de narrar una historia a partir de un personaje que dialoga consigo mismo. En esta técnica, el personaje en cuestión, Macario (nombre que da título al cuento de Juan Rulfo), no se dirige a nadie en concreto. Lo que hace es pensar el relato en una suerte de monólogo interior. En definitiva: el personaje habla para sí. (Ojo: hay que hacerlo con coherencia. No olvidéis que esta técnica tiene como objetivo contar una historia. No sería aceptable una retahíla de pensamientos inconexos que no llevan a ninguna parte).

Leer másEl discurso pensado

un cuento con final inesperado

Un cuento con final inesperado: Corazones solitarios

Magistral cuento con final inesperado este que comparto con vosotros: «Corazones solitarios». Su autor es el escritor y cineasta brasileño Rubem Fonseca, al que vengo siguiendo desde haciendo tiempo.

Confieso que me pone un poco nervioso ese desaliño que se gasta a la hora de mezclar las voces de los personajes con la del narrador, como si todo fueran la misma cosa. Al final he acabado aceptando ese desaliño como su marca de estilo. 🙂

Pero a lo que vamos: «Corazones solitarios». El relato narra con cierto humor –quizá no buscado– la dinámica de una publicación llamada Mujer, dirigida a mujeres de la clase C.  «Mujer no es una de esas publicaciones en color para burguesas que hacen régimen. Está hecha para la mujer de la clase C, que come arroz con frijoles y si engorda es cosa suya», dice uno de los personajes. El caso es que Mujer está integrada por hombres con pelo en el pecho que firman con nombres de mujer.

Leer másUn cuento con final inesperado: Corazones solitarios

Un cuento de Katherine Mansfield: La lección de canto

un cuento de Katherine Mansfield
Escritora Katherine Mansfield

En el breve ensayo “Algunos aspectos del cuento”, publicado por primera vez en Diez años de la revista “Casa de las Américas” nº 60 (La Habana, julio de 1970), Julio Cortázar pondera el trabajo de cuentistas como Antón Chéjov, Katherine Mansfield o Sherwood Anderson, capaces de elaborar una historia sobre la condición humana a partir de pequeños retazos de vida cotidiana.

Reproduzco ese fragmento del ensayo de Cortázar y a continuación doy uno de los cuentos de Katherine Mansfield, pues no hay mejor forma de ilustrar las ideas sino con hechos. Mansfield, de origen neozelandés (1888-1923), está considerada una de las grandes autoras del género. El cuento escogido se llama “La lección de canto”, y fue publicado en 1922, un año antes de su muerte, en su libro The Garden Party and Other Stories. Ha pasado casi un sigo desde su publicación, pero el relato mantiene su vigor literario, si bien el miedo a la soltería y al qué dirán ya no son una constante de nuestra sociedad. La narración abarca un periodo corto (lo que dura una clase de canto), durante el cual la protagonista, una ensimismada profesora de música, sufre una transformación anímica.

La vida de Katherine Mansfield, como escribe Lisandro Otero, fue una constante negación de su entorno, un rechazo de su ubicación social, una impugnación de su tiempo»

Leer másUn cuento de Katherine Mansfield: La lección de canto

Giorgio Manganelli, un cuento sobre un asesino a sueldo

Un cuento sobre un asesino a sueldo

Siguiendo la estela de los grandes cuentistas italianos del siglo XX (la de  Dino Buzatti o la de Italo Calvino, quien fuera su mentor), Manganelli consigue con Centuria un libro de relatos casi perfecto. Y no digo perfecto a secas, porque ya se sabe que la perfección puede ser muy aburrida, y lo que sobra en Centuria es humor, agudeza y una imaginación apoteósica; en definitiva, sobradas oportunidades para el disfrute y la diversión inteligente.

Javier Aspiazu, “Los raros. Manganelli, el genio de los cuentos breves”

Centuria: Cien breves novelas-río (Otra vuelta de tuerca)

Leer másUn cuento sobre un asesino a sueldo

La fiebre del oro del cuento americano

La fiebre del oro del cuento americano
Fuente de la imagen

El denostado género del cuento en lugares como España –vivir del cuento aquí es imposible, a no ser que te dediques a la política…– tiene su reverso en Estados Unidos, país que siempre se ha distinguido por otorgarle a este género literario la importancia que merece.

Si algo abunda –y ha abundado siempre– en dicha nación son las revistas dedicadas al género (The New Yorker, fundada en 1925, sería un buen ejemplo) y los autores que lo han cultivado con maestría, desde Washington Irwing, pasando por Edgar Allan Poe hasta llegar a Raymond Carver, Ernest Hemingway o Tobias Wolff.

Leer másLa fiebre del oro del cuento americano

La literatura inacabada de Kafka

la literatura inacabada de Kafka
Escritor checo Franz Kafka

Franz Kafka (1883-1924) fue un escritor tan extraño, tan peculiar, tan outsider si se me permite, nos ofreció un universo entonces tan inédito, que la sensación de inacabado que a veces percibimos en sus libros (a mí me ocurre frecuentemente con sus relatos cortos) es más que disculpable. Uno de esos libros inacabados es El castillo. No escribo inacabado porque a mí me lo parezca, sino porque efectivamente Kafka no tuvo tiempo, oportunidad o ganas de ponerle fin a dicha obra.

Leer másLa literatura inacabada de Kafka

Todos somos narradores

Todos somos narradores

Todos somos narradores. O al menos eso dice don Manuel, el personaje principal de Entre líneas: El cuento o la vida, de Luis Landero, un maestro –posiblemente alter ego del propio autor– que reflexiona sobre su pasado y sobre la literatura, que es su gran pasión.

Este es un libro para amantes del apunte literario, del sosiego, de la contemplación del mundo de las letras.

Os traigo un fragmento del capítulo “¡El cuento o la vida!”, en el que se rescata la teoría de que todos somos narradores.

Leer másTodos somos narradores