Andréiev, el escritor ruso del simbolismo que desafió a Tolstoi

Andréiev, el escritor rusoLeonid Andréiev (Orel, 1871-Kuokkala, 1919) es uno de los tantos escritores que anota en su bitácora de vida un intento de suicidio. Sus biógrafos aseguran que fue por una desilusión sentimental en su juventud. Si fue, así, la superó con los años, aunque no del todo, pero llegó a ser uno de los escritores rusos más reconocidos de fines del siglo XIX y comienzos del XX. Es contemporáneo de Gorki, pero representan a dos escuelas diametralmente opuestas. Gorki es el máximo exponente del realismo ruso, en tanto Andréiev agitó las banderas de la corriente simbolista, caracterizada por su complejidad y a veces confusos propósitos.

En todo caso fue un revolucionario de su tiempo y organizó acciones en su propia casa de Petrogrado.

Leer másAndréiev, el escritor ruso del simbolismo que desafió a Tolstoi

Relato corto de Alejo Carpentier: La muchacha iraquí

relato corto de Alejo Carpentier
Alejo Carpentier

En su famoso El canon occidental, Harold Bloom señala a tres autores como los fundadores de la literatura latinoamericana del siglo XX. Uno de ellos es el cubano Alejo Carpentier.

Por su interés dejo el inicio del capítulo de El canon occidental “Borges. Neruda y Pessoa: Un Whitman Hispano-Portugués” , y a continuación os ofrezco una narración corta de Carpentier: La muchacha iraquí.

Leer másRelato corto de Alejo Carpentier: La muchacha iraquí

Cuento de Miguel Ángel Asturias: Leyenda del Volcán

cuento de Miguel Ángel Asturias
Miguel Ángel Asturias

Seis hombres poblaron la Tierra de los Árboles: los tres que venían en el viento y los tres que venían en el agua, aunque no se veían más que tres. Tres estaban escondidos en el río y sólo les veían los que venían en el viento cuando bajaban del monte a beber agua.

Seis hombres poblaron la Tierra de los Árboles.

Los tres que venían en el viento correteaban en la libertad de las campiñas sembradas de maravillas.

Los tres que venían en el agua se colgaban de las ramas de los árboles copiados en el río a morder las frutas o a espantar los pájaros, que eran muchos y de todos colores.

Leer másCuento de Miguel Ángel Asturias: Leyenda del Volcán

Los cuentos vagabundos

los cuentos vagabundos
Escritora Ana María Matute

Ana María Matute (1925-2014) fue una de las voces más representativas del panorama literario español. Miembro de la Real Academia Española desde 1996 (ocupó la letra K), nos dejó una extensa obra en la que destacan novelas y cuentos.

Hoy os quiero dejar dos textos de Ana María Matute, ambos relacionados con el género del cuento. El primero, “Los cuentos vagabundos”, es una evocadora reflexión llena de lirismo sobre los cuentos y su circunstancia: la imaginación, la infancia, el misterio, el viaje… Y el segundo es uno de los cuentos breves que incluyó en su libro Los niños tontos, publicado en 1956, considerado uno de los tres primeros libros de microrrelatos publicados en España. Los otros dos son Crímenes ejemplares, de Max Aub (1957), y Neutral Corner (1962), de Ignacio Aldecoa

Leer másLos cuentos vagabundos

El cuento preferido de Borges: Ulrica

cuento preferido de Borges
Escritor Jorge Luis Borges

“¿Por qué Borges habló del amor solo en un cuento titulado «Ulrica»? Dedicó páginas a la filosofía, a los laberintos, trató de refutar al tiempo. Esto podría interpretarse como que Borges era muy intelectual y los asuntos amorosos le eran banales. Esto es solo a nivel superficial, claro.

Considero que Borges no había tocado el tema porque, como recuerda un poema de Carlos Drummond de Andrade, él no se arriesgaba con la palabra «amor», esto es, no la manoseaba. Y solo le bastó un cuento para decir todo lo necesario al respecto, borgeanamente, claro está.

Leer másEl cuento preferido de Borges: Ulrica

Cuento de Stephen King: Popsy

cuento de Stephen King
Escritor Stephen King

Stephen King, representante de la literatura de terror, todo un best-seller, ha escrito numerosas novelas que le han dado fama mundial: Carry, El resplandor, Desesperación, La cúpula, etcétera. Pero no debemos olvidar su faceta como cuentista, igualmente prolífica.

No se asocia la figura de Stephen King, el rey del terror, a la de otros cuentistas norteamericanos como Truman Capote, Ernest Hemingway, Raymond Carver o John Cheever, que tienen más prestigio literario. No obstante, rompo hoy una lanza a favor de Stephen King, a quien nadie podrá negarle la capacidad de estremecer al lector, sobre todo aquel que disfruta con las historias de terror y de misterio. 

Leer másCuento de Stephen King: Popsy

La nueva narrativa gallega

 

la nueva narrativa gallega
Escritor y político X.L. Ferrín

En el libro Fría Hortensia y otros cuentos, X.L. Méndez Ferrín incluye un “prólogo para no gallegos”  en el que hace un valioso repaso al género del cuento en Galicia. Por su interés para los lectores que no somos gallegos –y diría que también para los que lo son–, reproduzco un fragmento de ese prólogo en el que alude a la nueva narrativa gallega, generada a partir de la guerra civil española por un grupo de autores que detestaba y despreció toda la literatura española coetánea.

Leer másLa nueva narrativa gallega

Robert Walser, el maestro de Kafka

“[…] En 1929, a los cincuenta y un años, fue internado en el Sanatorio cantonal “Waldau” en Berna, dedicado a enfermedades nerviosas. Robert Walser se enfrentaba a un destino parecido al de Friedrich Hölderin, y es muy característico y además profético lo que Walser escribió sobre aquél: “Hölderin pensó que era oportuno, es decir, prudente, renunciar a su sano juicio a los cuarenta años. Y, refiriéndose a Hölderin, pregunta: ‘¿Me ocurrirá lo mismo que a él’”.  Siegried Unseld

La relación entre el editor y el escritor es un asunto apasionante. Sobre este tema nos dejó el gran editor Siegfred Unseld un libro valiosísimo y –al menos para mí– muy ameno, con un título bastante descriptivo: El autor y su editor, que yo tengo en edición de Taurus.

En este libro hace un repaso de los tiras y aflojas entre escritores famosos y sus respectivos editores. Quiero compartir con vosotros un breve fragmento que dedica a Robert Walser, de quien Unseld no llegó a ser editor porque, según afirma en el libro, él –me refiero a Unseld– cometió el “error de su vida”. En su momento le ofrecieron hacerse cargo de la obra completa de Robert Walser, pero no quiso arriesgarse porque entonces era un editor joven, sin demasiada experiencia.

Leer másRobert Walser, el maestro de Kafka

La patria que nunca tuvimos

Ahora que se cumplen veinte años del asesinato del concejal del PP Miguel Ángel Blanco, ahora que algunos se niegan a honrar su memoria (unos porque son filoetarras y otros porque el joven era concejal del PP); ahora que recordamos el espíritu de Ermua, o lo que queda de él; ahora que estamos como siempre –incapaces de ponernos de acuerdo incluso en los temas más básicos– es el momento de recordar lo que pasó y, salvando las distancias, sigue pasando en el País Vasco.



Se ha analizado en numerosos ensayos el miedo, la incomunicación y el odio que durante décadas ha paralizado al País Vasco. Llegaba la hora de hacerlo con la ficción –a medias, pues el contexto es real–, y Fernando Aramburu lo ha hecho con ejemplaridad. Lo hizo ya en ese magnífico cuentos de relatos que es Los peces de la amargura y lo hace ahora con la novela Patria, convertida con justicia en el libro del momento.

Sobre estos temas tan poco agradables (el odio, el fanatismo, el gregarismo, la falta de convivencia) va la novela de Aramburu y, como hablo de ella, también mi artículo, «La patria que nunca tuvimos», publicado ayer en El Periódico Extremadura.

 

LA PATRIA QUE NUNCA TUVIMOS

Convengo en una charla con un amigo en que la gente es aceptablemente buena, pero discrepamos en cuanto a las ideologías: él las defiende porque le conceden al individuo una escuela de comportamiento, un camino a seguir, y yo las rechazo precisamente porque anulan el libre pensamiento. Y porque, además, tienen la potestad de convertir sin demasiado esfuerzo a buenas personas en perversas. Unamos ideología y gregarismo y obtendremos odio organizado.  

Leer másLa patria que nunca tuvimos

El Gabo. Una historia real

Nuestro colaborador Ernesto Bustos Garrido nos cuenta cómo se conocieron Gabriel García Márquez y el también escritor Plinio Apuleyo Mendoza. Después de su introducción, podréis leer un pasaje del propio Plinio, donde narra cómo fue fragándose esa amistad.

«Estimados amigos:

Encontré entre mis libros este ejemplar escrito por uno de los grandes amigos que tuvo Gabriel García Márquez. Se trata de Plinio Apuleyo Mendoza, nacido en Tunja (Colombia). Fueron desde muy jóvenes, lo que se llama “una piel”, y aunque alguna vez discutieron y se distanciaron, nunca dejaron de ser amigos y buscarse en todos los puntos del globo. Mendoza terminó siendo compadre del Gabo y éste además, junto a su esposa Mercedes, “lo empujaron” prácticamente al matrimonio, instándolo a casarse con una barranquillera, ex reina de belleza, Marvel Moreno.

Leer másEl Gabo. Una historia real