cuento de Óscar Collazos

Cuento de Óscar Collazos: Cabalgata dominical

Hoy compartimos con los lectores de ESCRIBIR Y CORREGIR un cuento corto del escritor colombiano Óscar Collazos, incluido en su libro Biografía del desarraigo, un libro publicado en Buenos Aires en 1974. Personificada en un presidente, esta es una historia corta apenas trazada -hay que leerla entre líneas- sobre la política, el abuso del poder, los sueños truncados…

Tinaja, cuento, Luigi Pirandello

La tinaja (relato corto de Luigi Pirandello)

Zirafa, que en su finca de las Quote, en Primosole, tenía muchos olivos, previendo que los cinco viejas tinajas de barro esmaltado, que guardaba en el sótano, no serían suficientes para contener todo el aceite de la nueva cosecha, había encargado tiempo atrás una sexta tinaja, de mayor capacidad, en Santo Stefano di Camastra, donde se fabricaban: que fuera alto hasta el pecho de un hombre, barrigón y majestuoso, para que actuara como el padre prior de los otros cinco.

pioneros del cuento latinoamericano

Pioneros del cuento latinoamericano: Horacio Quiroga y Leopoldo Lugones

En ESCRIBIR Y CORREGIR ya hemos atendido la obra de estos dos autores autores latinoamericanos, Lugones y Quiroga, si bien de manera insuficiente. Valga el nexo de que ambos fueron pioneros de la narrativa breve hispanoamericana para recurrir nuevamente a ellos. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que ofreceros un cuento de cada uno? De Horacio Quiroga (1878-1937) damos «El conductor del rápido», incluido en su libro Cuentos de amor de locura y de muerte (1917), y de Leopoldo Lugones (1874-1938), «La lluvia de fuego», perteneciente a Las fuerzas extrañas (1906).

forralibros

Forrar libros es una declaración de amor (a los libros, claro)

Obviamente, los forralibros, aun usándose durante todo el año, tienen mayor demanda al principio del curso. Su gran tirón está ahí, desde luego, pero también son usados para convergar tesoros culturales. libros antiguos, revistas añejas pero gran valor intelectual, diarios, blocs de notas, publicaciones descatalogadas…

En fin, cualquier libro es susceptible de ser forrado, pues “forrado” y “cuidado” vienen a ser sinónimos. Forrar un libro es una declaración de amor… al propio libro. :–)

Conklin plumas

Plumas estilográficas Conklin Duragraph

Hemos hablando en ESCRIBIR Y CORREGIR de numerosas marcas de plumas: Pelikan, Parker, Cross, Kaweco, Lamy, Montblanc… Pero siguen quedando buenas marcas que queremos destacar. Una de ellas es Conklin, creada en 1898. Ha pasado tiempo (un siglo y cuarto), pero Conklin sigue manteniendo su espíritu de innovación y alta calidad en la fabricación de útiles de escritura.

aprender a leer

Aprender a leer y escribir. La piedra filosofal

Recuerdo que cuando llegué al colegio, en 1.º de Básica, iba adelantado respecto a la mayoría de mis compañeros. La cosa no duró mucho: al poco tiempo todos teníamos el mismo nivel de lectura. Pero aquellos días, tal vez un par de semanas, fueron de auténtico gozo. ¡Yo sabía leer y escribir! Me sentía como un alquimista en posesión de la piedra filosofal.

plumas estilográficas baratas Goldge

Plumas estilográficas baratas Goldge

¿Y qué pluma le van a comprar los padres, si ni siquiera saben si los niños van a seguir con esta afición? Obviamente, para estos casos, lo mejor es una pluma de entrada no barata, sino muy barata. Una pluma que les sirva para sus tareas escolares, que escriba bien y que, al mismo tiempo, no haya drama si la pierden. El producto ideal sería la pluma estilográfica Goldge.

estilográficas indias Fosfor

Estilográficas Fosfor, una marca artesanal de plumas indias

Conocimos la marca india de plumas estilográficas Fosfor, hechas a mano, gracias a un reportaje de la BBC. El creador de estas estilográficas, Manoj Deshmukh, trabaja solo, no tiene empleados, y realiza la fabricación de las plumas en su pequeño apartamento de la ciudad de Pune, en el oeste del estado de Maharastra, India.

Juan Manuel Ramírez, relatos cortos

2 relatos cortos de Juan Manuel Ramírez Paredes

No había dormido bien, estaba nervioso. Le ocurría cada noche de Reyes. Permaneció en la cama hasta percibir algo de luz y evitar de ese modo cualquier reprimenda. Pudo ver a Sus Majestades en la cabalgata. Hubiera preferido sorprenderlos en casa, pero no corrió ningún riesgo que hiciera que se quedara sin juguetes.

ESCRIBIR Y CORREGIR participa en el programa de afiliados de Amazon, y como tal se lleva una pequeña comisión por cada compra que el cliente haga en Amazon después de entrar por alguno de nuestros enlaces.